Los empresarios españoles, entre los más optimistas de Europa

PERSPECTIVAS2016Las empresas españolas se encuentran entre las más optimistas de Europa de cara a 2016, según los resultados de la Encuesta de Perspectivas Empresariales en España y Europa 2016, elaborada por Eurocámaras con la participación de la Cámara de Comercio de España. La encuesta recoge la opinión de más de 60.000 empresas europeas, de las cuales 3.208 son españolas.

En tres de los cuatro parámetros analizados- ventas nacionales, exportaciones y empleo- los empresarios españoles esperan mejorar sus resultados en 2016 frente a 2015. En lo relativo a la inversión, sus expectativas son similares a las de este ejercicio. En los cuatro indicadores, la perspectiva de las empresas españolas es más optimista que la media europea.

A la luz de los datos de la encuesta, la Cámara de Comercio de España estima que la actividad económica se mantendrá dinámica a lo largo de 2016 y la tasa de crecimiento podría situarse ligeramente por debajo del 3%, cifra suficientemente intensa para que la economía española siga creando empleo.

Este contexto favorable debería ser afianzado por un entorno político e institucional estable que dinamice las condiciones en las que las empresas puedan desarrollar su actividad. Asimismo, según la Cámara de España, se deberían acometer reformas estructurales y llegar a acuerdos de Estado en ámbitos clave para la economía, con el fin de incrementar su productividad y competitividad.

Exportaciones

Durante 2015, las exportaciones han tenido un comportamiento muy favorable, según las empresas de la mayoría de los países participantes en la encuesta. En 2016, las compañías europeas prevén que la evolución de las ventas al exterior sea aún mejor que la del año anterior. Las empresas españolas son las segundas más optimistas en esta variable, por detrás de Portugal, que lidera el ranking. Hungría es el país más pesimista respecto a sus ventas en mercados exteriores.

Ventas nacionales

Para 2016, las empresas europeas esperan una mejora de las ventas en sus respectivos países respecto a las registradas en 2015. Las españolas se sitúan por encima de la media europea, concretamente en el 5º lugar del ranking de países con mejores resultados. Portugal, Croacia, Rumanía y Lituania anteceden a España, mientras que Austria, Chipre y Hungría son los países más pesimistas sobre la evolución de esta variable en 2016.

Empleo

Las previsiones de las empresas europeas sobre creación de puestos de trabajo en 2016 son positivas, sobre todo en Portugal, Rumanía y Croacia. En cuanto a las españolas, esperan que su evolución sea ligeramente mejor en 2016, por encima de la media europea. Austria, Hungría e Italia vuelven a ser las más pesimistas sobre la evolución del mercado de trabajo y creen que destruirán empleo.

Inversión

Las expectativas de inversión para 2016 también son positivas para las compañías de la mayoría de los países. En muchos de ellos estas perspectivas son mejores que los resultados alcanzados en 2015, sobre todo entre las empresas de Portugal, Lituania y Eslovenia. En España, las perspectivas son ligeramente peores que en 2015, aunque se mantienen por encima de la media europea. En Austria y Hungría se encuentran las empresas más pesimistas sobre la evolución de esta variable.

Condicionantes de la actividad empresarial

Por lo que se refiere a los condicionantes de la actividad empresarial para 2016, un 66% de las empresas señalan a la demanda nacional como el principal factor, seguido de los costes laborales para el 40% de los encuestados y el precio de la energía para el 30%.  Las medidas de política económica son señaladas por el 25% de los empresarios y las condiciones de financiación por un 24%.

Resultados europeos

La mayoría de los países europeos se encuentran en un ciclo expansivo de la actividad, con empresas que simultanean resultados positivos en 2015 y perspectivas favorables para 2016. Las expectativas para 2016 son mejores que las de 2015, especialmente en ventas nacionales y exportaciones, como en el caso español. En materia de empleo, las compañías también esperan una mejora, pero en este caso el avance es más moderado. Respecto a la inversión, el saldo de expectativas es elevado y similar a los resultados de 2015.

En cuanto al grado global de confianza económica por países, Portugal y Rumanía encabezan el ranking, seguidas por Croacia, España y Lituania.  Alemania se sitúa en el puesto número 17 de este ranking e Italia en el 15º, ambos países por debajo de la media europea. Austria y Hungría son los dos países que se sitúan a la cola en cuanto a grado de confianza sobre la evolución económica en 2016.

Añadir a favoritos el permalink.