Las empresas se informan en la Cámara de Huesca de los nuevos requisitos para el etiquetado de alimentos

El profesor Augstín Ariño, durante su intervención en la jornada

El profesor Augstín Ariño, durante su intervención en la jornada

La nueva normativa entrará en vigor y será de obligado cumplimiento en diciembre

El próximo 13 de diciembre entrarán en vigor las disposiciones generales de la nueva normativa aplicable al etiquetado de alimentos, motivo por el que la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Huesca ha organizado una jornada informativa en la que una veintena de empresas altoaragonesas han conocido los requisitos que tendrán que cumplir a partir de esa fecha. Además, se han explicado los medios de cualificación y profesionalización del personal de la industria alimentaria, así como los procedimientos para garantizar la  trazabilidad en las empresas. La jornada ha sido financiada  por el Departamento de Industria e Innovación del Gobierno de Aragón a través del programa ADIA.

Agustín Ariño, profesor de la Facultad de Veterinaria de  Zaragoza, ha explicado  que el Reglamento n.º 1169/2011 de la Unión Europea que ahora entra en vigor tiene como objetivo ofrecer un nivel de protección elevado de la salud y los intereses de los consumidores, proporcionando una base para que puedan tomar decisiones con conocimiento de causa y utilice los alimentos de forma segura, teniendo en cuenta consideraciones sanitarias, económicas, medioambientales, sociales y éticas.

“Uno de los principios generales de la normativa es que la información alimentaria no debe inducir a error sobre las características del alimentos”, ha indicado Ariño. Otras pautas son que esta información debe ser “precisa, clara y fácil de comprender”, no atribuirá al alimento efectos o propiedades que no posea, y no atribuirá propiedades preventivas, terapéuticas o curativas de enfermedades”.

A continuación, ha entrado en el detalle de las novedades de las menciones obligatorias en el etiquetado. En concreto, ha desglosado los puntos que hay que tener en cuenta a la hora de incluir en el etiquetado puntos obligatorios como los siguientes: denominación del alimento, cantidad neta, grado alcohólico (>1,2º), lista de ingredientes, alergias e intolerancias, fechas, condiciones de conservación, empleo, país de origen y lugar de procedencia, indicación del lote, nombre y razón social del operador alimentario e información nutricional.

Cuestiones que han venido preocupando o molestando al consumidor, como por ejemplo la ilegibilidad de algunas etiquetas por el diminuto tamaño de la letra, quedan resueltas con la nueva normativa. El reglamento también regula el etiquetado nutricional (la información obligatoria sobre energía, proteínas, hidratos de carbono, grasas…),  si bien este apartado no entrará en vigor hasta diciembre de 2016.

Vanesa Arazo, responsable del servicio de Empleo de Fundesa, dentro del apartado “Cualificación y profesionalización del personal de la empresa alimentaria”, ha explicado los distintos niveles formativos relacionados con el acceso al trabajo en la industria alimentaria: los certificados de profesionalidad , los ciclos formativos en Aragón dentro de la familia profesional “Industria alimentaria”, las titulaciones universitarias, o las formaciones de postgrado, así como los perfiles para la exportación. También ha orientado a las empresas sobre los caminos más adecuados para encontrar personal cualificado adaptado a las necesidades de la industria agroalimentaria.

La jornada se ha completado con las intervenciones de Luis Blasco Gimeno, director técnico de ALYTEC, quien ha hablado sobre la trazabilidad en la empresa alimentaria, y de Paula Lacasa, responsable del departamento de Programas Sectoriales de la Cámara, quien ha ofrecido los servicios de la institución a las empresas.

Añadir a favoritos el permalink.