Las empresas españolas superan en optimismo a sus homólogas europeas de cara al próximo año

Las empresas españolas se muestran optimistas sobre las perspectivas de la economía y la evolución de sus negocios, y su nivel de confianza para 2022 está por encima de la del conjunto de compañías, tanto de la Unión Europea como de la Eurozona. Así se recoge en la Encuesta de Perspectivas Empresariales 2022, elaborada por la Cámara de Comercio de España en colaboración con las Cámaras de Comercio europeas, a partir de la opinión de más de 52.000 empresas, de las que 2.287 son españolas.

Así, las perspectivas de las empresas españolas para 2022 mejoran las de sus homólogas europeas en todas las variables estudiadas (ventas nacionales, exportaciones e inversión), excepto en empleo.

La diferencia entre el porcentaje de empresas que prevé aumentar sus ventas en España y sus exportaciones, y el porcentaje que espera una disminución en ambas variables duplica la media europea (saldo de 36,8 puntos de las empresas españolas, frente a 16,9 de las europeas; y saldo 32,9 puntos frente a 17,2, respectivamente).

En lo relativo a la inversión, la diferencia entre las expectativas es menor, pero también en este caso las compañías españolas son más optimistas (con un saldo de 17,9 puntos frente a 15,2).

Solo en el ámbito del empleo las expectativas de las empresas españolas se sitúan por debajo de las europeas (saldo de 11,5 puntos en España y 15,4 en la UE).

Retos para el 2022

El optimismo de las empresas españolas se encuentra en la línea de las previsiones de crecimiento del 5,5% para 2022 publicadas por la Cámara de Comercio de España, aunque se considera que esta evolución estaría sujeta a mucha incertidumbre y condicionantes, como las dificultades de abastecimiento de bienes, componentes y materias primas; el comportamiento de los precios de la energía y otras materias primas; o el ritmo de ejecución de los fondos europeos NextGenerationEU.

Precisamente, los precios de la energía y materias primas son considerados por las empresas españolas como el principal condicionante de su actividad para 2022, seguido por los costes laborales. Así lo señalan 6 de cada diez empresas encuestadas (el 62,8% en el caso de los precios energéticos y el 59,1%, en relación con los costes laborales).

También a nivel europeo la principal preocupación de las empresas de cara al próximo año es la subida de precios de la energía y las materias primas (un 45,3% de los encuestados), seguida de la escasez de personal cualificado (un 42,7%).

2021 finaliza con unos resultados mejores de lo previsto

Cabe también destacar cómo las empresas españolas manifiestan que la evolución de su actividad a lo largo de este año 2021 ha sido mejor de lo previsto el año previo. En general, los resultados que se van a obtener este año que finaliza, son mejores de lo esperado en todas las variables excepto en el ámbito de las exportaciones, variable en la que el saldo neto de resultados 2021 se ha situado por debajo de lo esperado. En contraste, las ventas nacionales han evolucionado muy por encima de sus expectativas (saldo de resultados 2021 de 18,9, frente al saldo de perspectivas 2021 de -13,0).

* Saldos netos: diferencia entre el porcentaje de empresas que prevé aumento y el que señala disminución. Fuente: Cámaras de Comercio españolas.

La 29ª encuesta de Perspectivas Empresariales ha sido elaborada en otoño de 2021 por las Cámaras de Comercio europeas, con la opinión de 52.000 empresas, de las que 2.287 son españolas. Esta investigación se elabora anualmente y consulta a las empresas sobre sus expectativas para el próximo ejercicio en lo referente a una serie de variables de interés para sus negocios.

Añadir a favoritos el permalink.