La supresión de la Travesía Central supone olvidar el eje más eficiente y menos costoso

– Las Cámaras de Comercioe Industria aragonesas insistirán en el impulso al Eje 16 y la TCP como una infraestructura estratégica para Aragón y toda España

 La supresión del Eje 16 y la Travesía Central de los Pirineos (TCP) de las prioridades de la Red Transeuropea de Transporte hasta el año 2030 supone un claro perjuicio para Aragón y, sobre todo, para el conjunto del país, al despreciar la infraestructura más eficiente y menos costosa frente a las alternativas que defienden la Unión Europea (UE) y el Gobierno de España. El Consejo Aragonés de Cámaras de Comercio e Industria considera que la decisión europea y el apoyo del Gobierno español a la misma tienen difícil justificación desde el punto de vista económico, social y territorial. En esta línea, las Cámaras de Comercio e Industria de Aragón insistirán en la necesidad de una infraestructura estratégica para España en su conjunto, por lo que trabajarán para que vuelva a recibir cuanto antes el apoyo europeo y gubernamental. 

Además, se introduce un peligroso precedente, al modificar una decisión europea y española de 2004 que consideró prioritario el Eje 16, cuando hoy resulta más necesario que nunca ante el importantísimo aumento de mercancías que llegarán a los puertos de la península ibérica tras la apertura de la ampliación del Canal de Panamá. El eje ferroviario potenciaba el transporte de mercancías desde los puertos de Sines (Portugal) y Algeciras hacia el corazón de Europa, articulando todo el centro peninsular a ambos lados de la línea que marcaba la infraestructura.

El Eje 16 y la TCP representaban la inversión más eficiente, rentable, sostenible y dinamizadora para el impulso al transporte de mercancías entre la península ibérica y Europa, gracias a sus efectos sobre las comunicaciones, el territorio y la economía. Impulsaba el desarrollo del conjunto de la Unión Europea (UE), ya que facilita el acceso a todas las rutas marítimas mundiales, y convertía a la península en una gran plataforma logística entre África, América del Sur y centro y norte de Europa. Otro factor fundamental es aliviar la congestión y saturación existente en los pasos actuales entre España y Francia, que pueden empeorar.

Sostenibilidad

Las razones abarcan desde su mayor sostenibilidad y reducido impacto medioambiental a sus efectos territoriales, la intermodalidad del transporte, la descongestión de las infraestructuras, la accesibilidad territorial, el bajo coste gracias a que el 75% de la red está construida y la vertebración y cohesión que se produce en el territorio al transcurrir por una zona central, ya que ofrece mayor cobertura a más provincias y comunidades.     

El corredor ferroviario Sines/Algeciras-Madrid-París, a través del Pirineo central, aparecía como una infraestructura fundamental para el desarrollo económico, no sólo de Aragón, sino de todo el territorio, tanto nacional como internacional, por el que transcurre. El carácter transversal del eje extendía su impacto a amplias zonas del territorio, tanto costeras como interiores, y permeabiliza de forma inigualable las comunicaciones con el sudoeste europeo.

Añadir a favoritos el permalink.