Irán será un mercado importante para España en los próximos años

  • iran-643322_1280Equipamiento para la industria petrolera, infraestructuras, automóviles o maquinaria para la industria alimentaria, entre los sectores españoles con más posibilidades en el mercado iraní
  • Actualmente, 350 empresas españolas exportan al mercado iraní por valor de 300 millones de euros

El levantamiento de las sanciones a Irán y su vuelta a los circuitos internacionales abre un mercado emergente para España, con un potencial de 75 millones de habitantes y que en los próximos años necesita crecer, lo que aumentará  sus necesidades de importar y de recibir inversiones extranjeras,  según el Director Internacional de la Cámara de Comercio de España, Alfredo Bonet.

Para Bonet, el impacto del levantamiento de las sanciones no será inmediato, sino  progresivo, porque Irán necesita restaurar los mecanismos y procedimientos para volver al comercio internacional. “Ha estado sometido a sanciones y embargos, a tecnologías de doble uso,  la financiación a largo plazo ha estado cortada y los bancos tenían grandes dificultades para realizar pagos y cobros. Todo este entramado debe restaurarse”.

Pymes, protagonistas del mercado iraní

Según ha explicado el  Director Internacional de la Cámara de España, las empresas españolas han sido tradicionalmente proveedoras del mercado iraní, especialmente pymes. Actualmente, según los últimos datos que maneja la Cámara de Comercio de España, hay 350 empresas españolas- en su mayoría pymes-  que exportan a Irán por valor de 300 millones de euros, cifra muy por debajo de las posibilidades de ambos países.

Oportunidades de negocio

En cuanto a los sectores españoles que presentan más oportunidades de negocio en ese mercado, Bonet ha resaltado el equipamiento para la industria petrolera y petroquímica, como son válvulas o  tuberías.

Respecto a las oportunidades de inversión, Irán tiene grandes necesidades justamente en aquellos sectores en los que las empresas españolas son líderes, como es el caso de las infraestructuras y el transporte ferroviario. Asimismo, según el Director de  Internacional, los  automóviles, maquinaria para la industria alimentaria, minería, bienes de equipo para la industria del petróleo, gas y petroquímica son otros de los sectores que serán más demandados. También las energías renovables- aunque Irán es productor de petróleo- tienen un gran futuro, ya que está apostando por este tipo de energías, especialmente solar y eólica.

En cuanto a lo que Irán puede ofrecer a España, Bonet ha afirmado que la industria iraní está muy debilitada a consecuencia de su exclusión del comercio internacional y lo más probable es que paulatinamente se vaya desarrollando. Ahora bien, en el futuro el sector del petróleo va a seguir siendo el que asegurará el desarrollo económico en ese país.

Encuentro empresarial con la Cámara de Comercio de Teherán en enero

La Cámara de  Comercio de España ya venía mostrando su interés por el mercado iraní y las posibilidades de futuro que se abrían, por ello, ya organizó en el mes de enero de este año un encuentro empresarial con el presidente de la Cámara de Comercio de Teherán, Yajhya Ale-Eshagh, quien pidió a las empresas españolas que aprovecharan el momento para que, una vez que se levantaran las restricciones comerciales, se encontraran en buena posición para beneficiarse de  las oportunidades que ofrece el mercado iraní.

Según manifestó el presidente de la Cámara iraní, en su país, las empresas y la tecnología españolas tienen buena imagen y están muy bien valoradas, por lo que las animó a visitar Irán, ya que, además, según adelantó a los empresarios españoles, “los condicionamientos internacionales que existen actualmente, como son las restricciones comerciales o los problemas en las transacciones bancarias, tienen buenas perspectivas de resolución.”  En el transcurso de esa reunión, las dos Cámaras de Comercio firmaron un acuerdo de colaboración.

Añadir a favoritos el permalink.