Expertos en comercio defienden un nuevo modelo de gestión público-privado para las áreas comerciales urbanas

Madrid.- Cerca de cien expertos en comercio interior, reunidos hoy en Madrid por las Cámaras de Comercio, han defendido la necesidad de desarrollar un nuevo modelo de gestión para las áreas comerciales urbanas, basado en la cooperación público-privada.  El encuentro ha sido inaugurado por el presidente del Consejo de Cámaras, Manuel Teruel, el Director General de Comercio Interior del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, Angel Allúe y la Directora General de Comercio y Consumo de la Generalitat valenciana, Silvia Ordiñaga.

 

Según se ha puesto de manifiesto durante la jornada, los Centros comerciales abiertos o urbanos constituyen una fórmula moderna y viable para que el pequeño comercio mejore su capacidad de competir, pero actualmente no resuelven algunos aspectos clave y, de hecho, muchas experiencias se encuentran con graves dificultades para seguir avanzado. Entre los principales problemas detectados:

 

–         Ausencia de un marco legal que garantice la cooperación y participación de todos los sectores y agentes de la zona.

–         Marco de financiación basado en el voluntarismo, insuficiente y demasiado dependiente de las aportaciones publicas.

–         Gerencia centrada la gestión del “día a día” con escasa capacidad de plantear proyectos estratégicos.

–         Insuficiente nivel de representatividad, debido al bajo nivel de asociacionismo empresarial español.

A los problemas planteados, se añade el descenso de las subvenciones públicas, debido a los problemas actuales de financiación de las administraciones locales y autonómicas.

 

Por todo ello, los expertos abogan por un nuevo modelo de gestión que debe sustentarse en las siguientes bases:

 

  1. Modelo encaminado hacia la autofinanciación, debido a la precariedad de las finanzas autonómicas y locales.

 

  1. Planteamiento de iniciativas basadas en una visión estratégica común que involucre a lo público y lo privado. Las empresas deben tener un papel más activo en la mejora del entorno de sus negocios, como fuente de mejora competitiva. Por su parte el sector público debe ser capaz de orientar estos proyectos hacia el interés público y el bien común.

 

  1. El desarrollo de figuras de gestión con modelos de financiación privados no debe suponer una sustitución de los servicios públicos.

 

  1. Las figuras organizativas sobre la que se asiente la gestión deben ser flexibles para poder ser adaptadas a las características específicas de cada realidad social y económica.

 

Papel de las Cámaras de Comercio

Por último, los expertos reunidos han puesto de relieve el papel que deben jugar las Cámaras en el desarrollo del nuevo modelo, como colaborar con las  Administraciones en la definición de un marco legal básico, tanto a nivel estatal como autonómico; dar a conocer los modelos avanzados de gestión en zonas empresariales;  participar activamente en la puesta en marcha de estas iniciativas en zonas concretas; realizar estudios de viabilidad, formar a los gestores y ofrecer asistencia técnica y participar en la supervisión de la gestión.

 

La importancia del comercio urbano

Según los últimos datos (La distribución comercial en España en 2009), el sector comercial minorista español está compuesto por un tejido de 526.695 empresas que operan en 638.566 locales. Con 1,88 millones de ocupados, representa el 4,71 del VAB estatal.

 

En cuanto a los centros comerciales urbanos, actualmente, según datos de la Asociación Española para la Gerencia de los Centros Urbanos, existen en España entre 250 y 300, con una media de entre 200 y 250 asociados por centro, que desarrollan su actividad preferentemente en áreas localizadas en centros urbanos (56%) o centros históricos (37%).

Añadir a favoritos el permalink.