EPA 2º trimestre: La evolución del mercado laboral refuerza las previsiones alcistas para la economía española

EPA• Los empleadores han aumentado un 3,9% en un año, sumando 890.700
• La tasa de paro podría terminar el año en torno al 21%
• Es necesario reforzar las políticas activas para mejorar la empleabilidad de los parados

Madrid, 23/7/ 2015. Las cifras de la Encuesta de Población Activa (EPA), publicadas hoy por el Instituto Nacional de Estadística, ponen de relieve el notable dinamismo del mercado de trabajo, confirmado en términos desestacionalizados y generalizado por sectores y Comunidades Autónomas.

La evolución del mercado laboral respalda las recientes revisiones al alza de las previsiones de crecimiento del PIB y permiten esperar una tasa de desempleo en el entorno del 21% a finales de 2015. El aumento en la ocupación apoyará igualmente la consolidación de la recuperación económica, a través del incremento en el consumo privado.

El dinamismo de nuestro mercado laboral confirma el liderazgo de España en la creación de empleo entre los países desarrollados durante el año 2015, en línea con lo recientemente destacado por la OCDE.

Sin embargo, España continúa siendo el país de la OCDE, tras Grecia, con la tasa de paro más elevada, doblando el promedio de la zona euro, y con una tasa de ocupación inferior. El paro juvenil, pese a los recientes descensos, aún se sitúa en el 49,2%, cifra muy por encima de los países de nuestro entorno inmediato.

Por ello, para la Cámara de Comercio de España, la lectura de los datos publicados hoy exige profundizar en las políticas activas de mercado laboral para mejorar la empleabilidad de los parados. Asimismo, es preciso incrementar las herramientas para reducir la economía sumergida, con la consecuente incorporación a los mecanismos formales del mercado laboral de los colectivos en situación irregular.

Los ocupados han aumentado en 513.500 personas respecto al segundo trimestre de 2014, con un incremento del 3%, mientras que el número de parados ha disminuido en 474.000 personas, un significativo descenso interanual del 8,4%. Todo ello, además, en un contexto de incremento en el número de activos en cerca de 40.000 personas en el último año.
Dicho de otro modo, en el segundo cuarto del año ha habido 4.576 ocupados más y 3.284 desempleados menos cada día.

Este crecimiento en los ocupados ha sido común tanto a los asalariados, con un aumento interanual del 3,1%, como a los trabajadores por cuenta propia, que suman 3.099.200 y han experimentado un avance del 2,4% respecto del segundo trimestre del pasado ejercicio. En este grupo, es de destacar el intenso aumento del colectivo de empleadores, del orden del 3,9% interanual, sumando 890.700 en el segundo trimestre de 2015. Los emprendedores y las empresas son, de este modo, protagonistas en la creación de puestos de trabajo en un contexto de aceleración de la actividad económica.

Por otra parte, el 33,5% de los asalariados cuentan con un contrato temporal a mediados de 2015, lo cual representa un incremento del 8,0% respecto al segundo trimestre de 2014 (aumento del 1,6% interanual en el caso de los asalariados con contrato indefinido). Además de responder a la propia estructura productiva de la economía española, buena parte de la temporalidad debería ser considerada como la previsible antesala a la consolidación del empleo indefinido.

Los ocupados a tiempo completo crecieron un 3,7% en un año, frente al recorte del 0,9% interanual en los ocupados a tiempo parcial (que representan el 18,7% del conjunto de ocupados de la economía española).

 

Añadir a favoritos el permalink.