El turismo de la provincia no muestra signos de recuperación en 2011

Los viajeros y pernoctaciones disminuyen en todas las modalidades de alojamiento excepto en los alojamientos al aire libre.

El Observatorio Socioeconómico de la provincia de Huesca -promovido por Multicaja, Ceos-Cepyme Huesca, Cámara de Comercio e Industria de la provincia de Huesca y Fundesa- ha publicado el informe de coyuntura turística 2010-2011 de la provincia de Huesca.

Este nuevo informe analiza la oferta turística de la provincia (respecto a las modalidades de alojamiento y los servicios de restauración) y  la evolución de la demanda en cuanto a los viajeros, pernoctaciones y grado de ocupación en el periodo 2006-2011.

En cuanto a la oferta, con datos hasta fin de 2010, han seguido creciendo las plazas de alojamiento aunque con menor intensidad que en años anteriores. Es la modalidad de alojamientos al aire libre (campings y otros) la única que desciende en número de plazas. En los servicios de restauración sigue aumentando levemente la oferta, y en concreto, destaca el aumento del número de plazas en la modalidad de cafeterías donde se aumentó la capacidad en 549 plazas adicionales.

En lo referido a la demanda, el comportamiento durante 2010 refleja que hubo un pequeño aumento  de viajeros y pernoctaciones (en el total de modalides de alojamiento), que se tradujo en una mejora del grado de ocupación (en aproximadamente 1 punto porcentual) en las modalidades de establecimientos hoteleros y alojamientos al aire libre.

En las estadísticas de las comarcas pirenaicas, se cuenta con datos referidos a los establecimientos hoteleros. En 2010, la mejora en el grado de ocupación hotelera la lidera el Alto Gállego (3,5 puntos porcentuales) seguida de Ribagorza y Jacetania. Sobrarbe es la única comarca donde desciende la ocupación.

La evolución en 2011 (con datos hasta septiembre) muestra un descenso respecto al año anterior en viajeros y pernoctaciones (exceptuando la modalidad de alojamientos al aire libre). La evolución de la ocupación según la tipología de alojamiento en el periodo 2006-2011 (con datos proyectados o previstos para final de 2011) se refleja en la siguiente tabla:

 GRADO DE OCUPACIÓN

 Provincia de Huesca

2006 2007 2008 2009 2010  Previsión Observatorio 2011  
Establecimientos hoteleros 37,30 36,36 36,16 31,57 32,11 30,50
Alojamientos al aire libre 31,55 29,83 29,80 28,59 29,86 32,20
Alojamiento rural 20,55 20,15 19,79 16,91 15,12 15,50
Apartamentos turísticos 24 23,70 24,66 22,01 20,39 18,50

Fuente: Elaboración propia a partir del INE

Si analizamos la ocupación media (según la representatividad de cada modalidad) observamos como en 2006 y 2010 con un nivel similar de viajeros se pasa de un grado de ocupación medio de un 32 % a un 28 %. La previsión para 2011  es que disminuya el grado de ocupación en establecimientos hoteleros y apartamentos turísticos, se mantenga la ocupación en alojamiento rural. Alojamientos al aire libre sería la única modalidad en la que se está mejorando la ocupación respecto al año anterior.  

Provincia de Huesca 2006 2010 Previsión 2011
Viajeros 1.057.087 1.053.666 1.045.000
Pernoctaciones 3.012.446 2.928.428 2.875.000
Ocupación media (en %) según la representatividad de cada modalidad de alojamiento 32,19 28,35 27,70

Fuente: Elaboración propia a partir del INE

La evolución creciente de la oferta en el periodo 2006-2011 no ha sido acompasada de una mejora en el número de viajeros y pernoctaciones, con la consiguiente caída media de la ocupación en la provincia de Huesca.  Para retornar a niveles de ocupación del año 2005-2006 o superiores, se explican en el informe diversas líneas de actuación que se consideran prioritarias en la sostenibilidad del sector turístico altoaragonés (aplicables también al conjunto aragonés):

  1. Integración de la oferta y promoción conjunta.
  2. Reordenación de competencias y optimización de recursos de promoción entre los diferentes niveles competenciales.
  3. Control o regulación de la evolución de la oferta turística (actualmente sobredimensionada) y centralidad en las acciones cooperativas entre las empresas turísticas y los territorios.
  4. Concreción en la selección de mercados y segmentos objetivo para focalizar esfuerzos con un marketing más dirigido que permita obtener resultados más directos y tangibles.
  5. Tecnologías de la Información y Comunicación como elemento clave de la promoción.
  6. Formación del sector turístico para homogeneizar la calidad turística e incorporar individualmente en cada empresa las nuevas tecnologías como herramienta de comercialización.
  7. Reducción de la economía sumergida en el sector.
  8. Infraestructuras y accesibilidad turística.

Estos elementos serían un criterio de mínimos para poder competir con el resto de comunidades autónomas y a nivel internacional, y a los que habría que añadir estrategias diferenciales con base en la innovación, en lo referido a reforzar las tipologías de turismo que pueden servir de referencia (nieve, naturaleza, turismo activo, congresos) con otras nuevas tipologías menos exploradas (turismo industrial-agroalimentario, turismo científico, turismo accesible), así como en la elaboración de nuevos productos turísticos diferenciales a nivel nacional e internacional que aprovechen los recursos existentes.

Puede descargarse el informe completo en el apartado de Informes de Coyuntura del Observatorio (www.observatoriohuesca.com).

Añadir a favoritos el permalink.