El crecimiento de la economía se modera pero se mantiene la intensidad en la creación de empleo

La Cámara de Comercio de España prevé una ligera desaceleración del ritmo de crecimiento de la economía española que no afectará de manera significativa a la creación de empleo.

Según las estimaciones del Servicio de Estudios de la Cámara de España, el PIB crecerá en 2018 un 2,5%, dos décimas menos que en las previsiones elaboradas en la primera mitad del año.

La contribución negativa del sector exterior, que restará cuatro décimas porcentuales al crecimiento del PIB, explica esta ralentización. Así, según las previsiones de la Cámara, las exportaciones serán menos dinámicas, con un incremento del 2,4% frente al 4,2% que se estimaba en el mes de septiembre. Las importaciones, por su parte, también se ralentizan moderadamente, aunque en menor medida que las exportaciones, y crecerán un 3,4% frente al 3,8%.

Por un lado, las exportaciones crecerán menos de lo estimado inicialmente por el menor dinamismo del comercio internacional debido, tanto a las incertidumbres en el contexto mundial como a la apreciación del euro frente a algunas monedas. Por otro, buena parte del aumento de la demanda interna se canaliza a través de las importaciones que se están encareciendo debido a la subida del precio del crudo.

Sin embargo, la aportación al crecimiento de la demanda nacional se situará en un 2,9%, tres décimas porcentuales más de la previsión anterior, impulsada por el consumo privado y sobre todo por la inversión. Especialmente intenso será el crecimiento de la inversión en bienes de equipo que avanzará un 6,9% este año (casi tres puntos porcentuales más que en las anteriores previsiones) y un 6,1% en 2019.

En cuanto al mercado laboral, las previsiones de creación de empleo y tasa de paro se mantienen prácticamente sin cambios para este año, con una creación de 430.000 puestos de trabajo en el conjunto del ejercicio.

Previsiones 2019

La Cámara de España estima que para el próximo ejercicio se mantendrá el dinamismo de la actividad económica, aunque con una suave desaceleración respecto a 2018. Así, según las previsiones del mes de noviembre, en 2019 el PIB crecerá un 2,2% frente al 2,4% que se estimaba en las anteriores.

Las previsiones de la Cámara indican que 2019 finalizará con la creación de 325.000 empleos y el rasgo más destacado será la reducción del paro con una tasa media de desempleo del 14,1%. Por su parte, el sector exterior reducirá su aportación negativa, manteniéndose el dinamismo en la formación bruta de capital fijo.

Añadir a favoritos el permalink.