El Alto Aragón aspira a convertirse en referente en Responsabilidad Social Empresarial

DSCF3856Huesca puede erigirse en un referente en Responsabilidad Social Empresarial si las empresas, la administración y el Tercer Sector establecen estrategias cooperativas para profundizar en unas prácticas que paralelamente contribuirán a la excelencia en las compañías.

Ésta fue una de las conclusiones que se acordaron en la Jornada Huesca Empresa y Sociedad que tuvo lugar en la Cámara de Comercio e Industria, organizada por la Asociación de Mujeres Empresarias (Amephu), el Foro Huesca Excelente, Fundesa, la Plataforma Oscense de Voluntariado y la Red Pacto Mundial España, con la colaboración de Cámara, Ceos-Cepyme Huesca y DIARIO DEL ALTOARAGÓN.

Precisamente, el director de este medio, Javier García Antón, condujo la sesión que se inició con las alocuciones de Fernando Viñuales (Foro Huesca Excelente), Carmen Fernández (Amephu), Juan Carrero (Plataforma del Voluntariado) y Manuel Rodríguez (Fundesa).

Antonio Javierre, secretario de la Red Española del Pacto Mundial y gerente de Excavaciones Javierre de Monzón, expuso el peso de España en el Pacto Mundial (2.600 empresas firmantes por las 12.000 del planeta) y los cuatro pilares sobre los que se fundamentan: Derechos Humanos, Normas Laborales, Medio Ambiente y Lucha contra la Corrupción.

María Calvo Pesini, directora de RSC y Gestión del Talento del Grupo Vips, desgranó la potente política en Responsabilidad Social de esta compañía con más de 40 años de trayectoria y un gran programa de empleabilidad entre jóvenes y de voluntariado.

María Calvo y Antonio Javierre

María Calvo y Antonio Javierre

La mesa redonda posterior sirvió para conocer la utilidad social de la empresa con Ignacio Almudévar, de Agropal, José Luis Laguna, de Atades Huesca, Teresa Iglesias, del Grupo Baxter, y Miguel Ángel López, de Walqa, el primer parque tecnológico de España que prepara un plan global de RSC. Cuatro expresiones magníficas de innovación en torno a la transparencia interna, la relación con la sociedad y la sostenibilidad medioambiental.

CONCLUSIONES

Al final, Jorge Gómez, de Fundesa, enumeró las conclusiones de la jornada, desde el acto inaugural, que son las siguientes: – En España hay 2.653 empresas firmantes del Pacto Mundial de las 12.000 del mundo, aunque en Aragón sólo hay 68, lo que demuestra el camino que queda por recorrer en nuestra comunidad – Desde nuestro propio escenario, hay que buscar la arquitectura de un mundo mejor con compromiso, evaluación, definición de objetivos, implementación, medición y comunicación legítima y verdadera.

– Es fundamental la educación en valores y también la dirección de las empresas entre cuyos recursos intangibles se sitúen los valores.

– Hay que buscar las alianzas público-privadas para acortar los tiempos en el desarrollo de los pueblos.

– El fortalecimiento de las organizaciones ha de derivar en el fortalecimiento de su compromiso social.

– Responsabilidad Social Empresarial no se puede concebir independiente de la política de recursos humanos de una compañía. El aprendizaje y el conocimiento han de figurar entre las máximas prioridades de la empresa.

– Una programación para empleados con estímulos bidireccionales contribuye a la asunción y desarrollo de la visión, los valores, la política y los objetivos de la empresa.

– Un código de conducta debatido y aceptado interna y externamente contribuye a avanzar en el establecimiento de una cultura de la organización implicada socialmente desde su raíz.

– El voluntariado representa uno de los grandes valores para la motivación y la cohesión dentro de las empresas – Una empresa que escucha a sus grupos de interés tiene más posibilidades de creación de valor económico y social – Uno de los retos de la RSE estriba en la promoción de hábitos saludables en el interior y hacia el exterior – Hay que crear vínculo real y a largo plazo entre la empresa y las entidades locales, con participación de los empleados – En la raíz de la RSE se encuentra la igualdad de oportunidades entre géneros propiciada activamente mediante la implantación de políticas internas y externas que auspicien la equiparación de representatividades e iniciativas.

– Uno de los grandes objetivos de la RSE ha de centrarse en la empleabilidad de los jóvenes y de colectivos con riesgo de exclusión social.

– La normalización en torno al ejercicio de la empleabilidad y la asistencia a las personas con discapacidad constituye uno de los grandes objetivos de la RSE – La RSE es un concepto exigible a entidades sociales y sin ánimo de lucro – Una gran responsabilidad estriba en la sostenibilidad de la producción de alimentos con criterios de equilibrio poblacional y medioambiental.

– Las empresas deben definir objetivos medibles y alcanzables de eficiencia energética.

– La colaboración entre empresas y organizaciones con prácticas de RSE es una de las grandes oportunidades para la excelencia empresarial y social.

– Las políticas sociales de la administración, las organizaciones, la universidad y las empresas no son un gasto, sino una inversión con retornos económicos y sociales.

– Los criterios y desarrollos de las políticas de RSE deben ser sometidas a permanente debate para adaptarse a las demandas del entorno y mejorarlo.

– El consumo responsable y crítico ha de favorecer las buenas prácticas y denunciar las corruptas, abusivas o engañosas en materia de RSC.

– La colaboración entre empresas, administración y tercer sector harán avanzar a la provincia como referente en Responsabilidad Social.

Fuente: Diario del Altoaragón

Añadir a favoritos el permalink.