Diferenciación y valor añadido, claves para acceder al mercado francés

OPORTUNIDADES EN FRANCIA (Medium)Hoy se ha celebrado una jornada en la Cámara de Huesca sobre “Hacer negocios en Francia”

Para que las empresas aragonesas puedan vender en Francia, es fundamental poder ofrecer un producto que aporte un valor añadido frente a los de fabricación gala; en caso contrario, ante productos similares, el mercado se decantará por el producto francés. Esta es una de las principales orientaciones que ha expuesto Pilar Vicente, directora de la empresa My Global Lab, en la jornada “Hacer negocios en Francia”, que se ha celebrado esta mañana en la Cámara de Huesca.

En el transcurso de la jornada, que ha sido presentada por Francisco Lalanne, vicepresidente de la Cámara, las empresas participantes han expuesto su problemática y sus inquietudes con el fin de ver sus posibilidades de acceder al mercado francés. Además, han mantenido entrevistas individuales para profundizar en cada caso concreto.

Vicente ha explicado que Francia es un mercado saturado, al que hay que acudir tras haber planificado a fondo el proceso de internacionalización y después de haber llevado a cabo una investigación del mercado. “Una vez seleccionados nuestros potenciales clientes, hay que ofrecerles lo que no van a encontrar en Francia o poner en valor nuestras fortalezas, el valor añadido del producto y las ventajas que cubre”, ha señalado.

Esta defensa del mercado y de los productos franceses es la principal barrera que hay que saltar para vender en Francia. Pero los alicientes para intentarlo son muy positivos: es un país estable, con consumidores con alto poder adquisitivo (el salario mínimo interprofesional supera los 1.400 euros), y con seriedad y fiabilidad a la hora de entablar relaciones comerciales.

Tanto Pilar Vicente como Francisco Lalanne han apuntado además que, aunque la cercanía de la provincia de Huesca con Francia puede ser una ventaja, no suele ser factible intentar entrar en el mercado francés sin haber planificado antes el plan de internacionalización, para lo que han recordado los servicios de ayuda a las empresas de la Cámara de Comercio. En este sentido, hay que recordar que la Cámara de Huesca está organizando una misión comercial al sur de Francia (Burdeos y Toulouse) que tendrá lugar en octubre (el plazo para inscribirse finaliza el 3 de junio).

País ferial

Una de las claves, ha insistido Vicente, es “tener una estrategia definida de cara al mercado”, para lo que es fundamental recabar información y exponer oferta en las ferias. “Es un país ferial por excelencia, por lo que ir a ferias del sector es algo muy importante”, ha afirmado.

Con 67 millones de habitantes, Francia es la sexta potencia mundial. Efectúa el 60 % de sus intercambios comerciales con la Unión Europea (fundamentalmente con Alemania, siendo España el sexto país al que más compra) y el resto sobre todo con Asia (China y Japón). Tiene una economía basada en el sector servicios, pero es también puntera en el sector agroalimentario, aeronáutica, automoción, productos de lujo o industria nuclear. Con todo, su balanza comercial es deficitaria. Los principales productos en los que es deficitaria son los hidrocarburos, informática, textil, mobiliario, metalurgia y equipamientos eléctricos.

Añadir a favoritos el permalink.