Contabilidad nacional: Las reformas deben seguir sentando las bases de la recuperación

  • España vuelve a la recesión dos años después: el PIB se contrae por segundo trimestre consecutivo
  • Mayor contracción de la demanda interna y contribución menos positiva del sector exterior

El Producto Interior Bruto de la economía española ha vuelto a registrar, en el primer trimestre de 2012, por segundo trimestre consecutivo, una tasa de crecimiento intertrimestral negativa del -0,3%, lo que supone una recesión técnica por segunda vez en tan sólo dos años (desde el 4º trimestre de 2009). Entre los componentes de la demanda (tanto interna como externa), el deterioro es generalizado y la mayoría de los agregados presentan tasas de crecimiento intertrimestral negativas. Desde el lado de la oferta, tan sólo algunos grupos de servicios y la actividad agrícola mantienen tasas de crecimiento trimestral positivas. En términos interanuales, la economía española registra una contracción económica de 4 decimas, lo que supone 7 decimas menos que en el último trimestre de 2011. Este comportamiento contrasta con la estabilidad registrada en este primer trimestre del año por la zona euro. Así, según los datos adelantados por Eurostat, los países de la eurozona registraron de media crecimientos nulos (0,0%) con respecto al último trimestre de 2011 y respecto a un año antes.

 

Perspectivas para 2012

Las Cámaras prevén que los próximos meses, y a pesar de las importantes medidas tomadas por la autoridades nacionales y europeas, continúe el deterioro, tanto de la actividad, como del empleo en la economía española. La demanda interna continuará con la contracción, fruto principalmente del intenso ajuste fiscal planteado y del elevado nivel de la tasa de paro y la reducción de la tasa de ahorro, que limitará la evolución del gasto interno. Desde el punto de vista externo, el deterioro del panorama europeo y el aumento de los precios del crudo, limitarán, del mismo modo, la aportación positiva de la demanda externa al crecimiento. Para este ejercicio 2012, las Cámaras de Comercio descuentan una contracción superior al 1,5% y una tasa de paro en el orden del 25%.

 

Por estos motivos, las Cámaras consideran que es necesario seguir profundizando en las reformas y medidas necesarias que permitan limitar los efectos de esta recesión y poner las bases para que la recuperación sea eficaz en términos de creación de actividad empresarial y, por tanto, de empleo y bienestar para los ciudadanos. Es importante avanzar en el mensaje de que, desde España y desde Europa, se está reconduciendo la situación y que se están adoptando las medidas necesarias para acelerar la recuperación y para establecer una salida exitosa de la crisis para España y para Europa.

 

Añadir a favoritos el permalink.